Categorías
Productividad

Cómo tener confianza y reducir el estrés con sólo 2 minutos por día?

Hay una estrategia simple que se puede utilizar para reducir la ansiedad, mejorar tu capacidad para lidiar con el estrés, y aumentar tu confianza. Así lo demuestra un estudio de la Universidad de Harvard, en donde expresan que la mejor parte es que funciona de inmediato y sólo te va a tomar dos minutos para hacerlo.

Tus hormonas y la confianza

Una investigación revela que los líderes efectivos y poderosos, en términos de pasar a la acción y lograr resultados no sólo comparten mentalidades similares, sino también los niveles de hormonas similares. Más específicamente, estos líderes tienden a tener niveles más altos de testosterona y los niveles más bajos de cortisol.

Los niveles más altos de testosterona en el ser humano conducen a una mayor sensación de confianza. Mientras tanto, los niveles más bajos de cortisol conduce a disminución de la ansiedad y una mejor capacidad para lidiar con el estrés.

Es decir, si logras esos niveles en tus hormonales, entonces estás biológicamente preparado para ser más asertivo, confiado y relajado. Al mismo tiempo, vas a ser más reactivo al estrés y tendrás más posibilidades de manejar bien las situaciones de presión. En otras palabras, los niveles de las hormonas correctas pueden hacer que te sientas más seguro y menos estresado.

Lo que es particularmente importante sobre la testosterona y cortisol es que sus niveles de cada hormona pueden cambiar rápidamente en función de las señales sociales, físicas y ambientales que te rodean. Ahora bien, ¿qué tiene esto que ver con sentirse más seguro?

Resulta que uno de los rasgos físicos donde impactan estas dos hormonas es el lenguaje corporal. Y si comprender cómo mejorar tu lenguaje corporal, entonces podes aumentar tus niveles de testosterona, disminuir el cortisol, y “mágicamente” te sentirás más seguros y tolerante al riesgo.

Lenguaje corporal: Las posturas del poder

Amy Cuddy es un investigadora de la Universidad de Harvard que estudia el lenguaje corporal y el impacto que tiene en las hormonas.

Cuddy y su equipo han clasificado diferentes posiciones del cuerpo como “de alto poder” o poses de “bajo poder”. En general, cuando adoptas posiciones físicas de alto poder, tu cuerpo está abierto y relajado, mientras que las posiciones de bajo poder, tu cuerpo está cerrado y tensionado.

La siguiente imagen que muestra los diferentes tipos de poses de poder. La fila de arriba son posiciones de alto poder, y la fila de abajo muestra imágenes con bajo poder.

Imagen provista por el estudio realizado por Amy Cuddy en la Universidad de Harvard. El estudio muestra el impacto de las poses corporales en la alta o baja autoestima.

Todo esto nos lleva a la pregunta más importante…

¿Cómo puedo aplicar esto en mi vida?

Adoptá una postura de poder durante 2 minutos al día.

Como hemos visto, nuestro cuerpo está comunicando permanentemente, y este lenguaje incluye como nos ven los demás. Pero a su vez, puede cambiar la forma en que nos vemos a nosotros mismos.

A continuación un video, donde Cuddy, expone sobre su investigación.

Su propuesta: muestrate con actitud de seguridad, aún sintiéndote inseguro. Esto generará el cambio en tus niveles cerebrales de testosterona y cortisol. Como resultados, tendrás un mayor estado de confianza y reducirás tu estrés de forma más efectiva.

Aquí puedes leer el estudio completo (en ingles).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *