Categorías
Productividad

La Ley del 80/20 en tu vida personal

La ley de Pareto, nos asegura que el 80% de las consecuencias provienen del 20% de las causas; o para dar un ejemplo práctico, el 80% de tus resultados es generado por el 20% tus acciones.

Sin embargo esta relación fue llevada aún más adelante, teniendo aplicaciones en sistemas, empresas, ventas, e incluso en la vida personal, que es donde enfocaremos este artículo.

Es decir, imagina todos los problemas que tienes en la semana; según la Ley de Pareto solo en 20% de las causas son responsables del 80% de los problemas que tenemos. Es decir que si puedes identificar ese pequeño porcentaje, es muy probable que puedas arreglar una gruesa parte de los problemas que tienes.

¿Siempre es así? No, claro que no, y es que la Ley de Pareto encontró esta proporción mediante una investigación empírica, es decir, mediante la experimentación. Eso quiere decir que es posible que el porcentaje a veces tienda a variar un poco: 90/10, 70/30, 85/15, y demás.

En nuestro caso este porcentaje no nos interesa mucho ya que es poco probable que nos pongamos a identificar qué porcentaje representan nuestros problemas en nuestra vida. Pero si nos da un claro enfoque acerca de dónde pueden estar las causas.

Para encontrar las causas de tus problemas, prueba hacer lo siguiente:

  • En un papel, identifica todas las cosas negativas que te hayan pasado en la semana. Pon hasta lo más mínimo. Si hay un problema que tienes seguido, es seguro que en una vez por semana te encuentres con él.
  • Ahora, identifica cuales de esos problemas son los que más te afectaron o molestaron; pon en una columna a la derecha los elegidos.
  • Separados estos ya habrás definido cuál es el 80% de tus problemas. Ahora toca encontrar cuales son las causas que los generan, es decir, qué es lo provoca que ocurran.

Identificando estas causas, ya tendrás un panorama mucho más claro para aplicar en soluciones, basadas en esta ley, que facilita el elegir donde destinar nuestros esfuerzos para mejorar áreas de nuestras vidas que no estemos satisfechos.

Ahora bien, no piense que esto significa que con solo hacer el 20% es suficiente. Puede ser que el 80% de un puente lo puedas construir con los primeros 20%, pero aun vas a necesitar del 80% restante para que sea un puente.

Esta «ley» es una observación, no necesariamente una ley de la naturaleza. Por esto cuando busques la calidad, necesitas dar tu 100%. Esta Ley sirve para poder observar con más claridad qué actividades generan la mayor cantidad de resultados, y brincarles la atención adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *